Shake Shack en México, las hamburguesas que cambiaron las reglas

Contenido para

Animal Gourmet

Contenido para

Animal Gourmet

Shake Shack en México, las hamburguesas que cambiaron las reglas

Ilustración por Jessica Gómez.

Con su llegada a México, nos dimos la tarea de analizar la marca Shake Shack para entender por qué la amamos. 

El carrito de hot dogs que nació por amor a los parques: 

Manhattan 2001: Shake Shack nace como una invitación al público para visitar Madison Square Garden: una estrategia de urbanización y creación de comunidad para rescatar un espacio público sin popularidad a principios del milenio.  

Todo comenzó en un carrito de hot dogs en la esquina del parque neoyorquino, casi veinte años después con más de 63 restaurantes, Shake Shack es un fenómeno global con presencia en el resto de Estados Unidos y en países como Rusia, Corea del Sur, Turquía, Reino Unido, China y próximamente: México. 

Desde el año 2004 Madison Square Garden tiene un programa de arte para hacer exposiciones en el exterior con el objetivo de convertirse en un destino cultural.

Un caso similar sucede hoy en día en Brooklyn en donde la pizzería Roberta’s ha creado un destino gastronómico en la cara más industrial y poco concurrida de esta zona. 

Shake Shack en Madison Square Garden (Shakeshack.com)

Lo más importante es crear experiencias positivas y espacios para generar conexiones humanas. Los negocios tienen como fin último crear emociones en la gente, es así de fácil y así de complicado.

Danny Meyer, fundador de Shake Shack

Una estrategia de marca en contra respuesta al fast food: 

¿Qué es Shake ShackAntojos americanos tradicionales pero resignificados con insumos de alta calidad.

Esta marca creó un nuevo sector de mercado, un híbrido que cruza lo informal de una hamburguesería local y la exigencia en insumos de un fine dining. 

¿La receta perfecta? Hablar de comunidad, frescura, hospitalidad, sustentabilidad e ingredientes responsables. 

Según la WGSN, agencia global de tendencias, describe al público millennial contemporáneo como uno que se preocupa por el proceso detrás del platillo que llega a la mesa en un restaurante. Este público conecta con valores como: comunidad e identidad local. 

Red inteligente de proveedores responsables: 

La identidad de la marca gira entorno a los ingredientes responsables como una reacción a la oferta de las cadenas populares que, para optimizar costos y manejar precios bajos, han creado estrategias de selección de insumos industriales y transgénicos. 

Shake Shack ofrece 100% carne natural de reses que fueron alimentadas con vegetales, criadas con dignidad de acuerdo a la U.S. Animal Welfare Policy, sin antibióticos ni hormonas; eso a través de su alianza estratégica con el carnicero Pat LaFrieda y ranchos selectos. 

No hay GMO’s en la producción de vegetales, ni aditivos artificiales. Su premisa radica en la visión: Good ingredients

Hospitalidad a la Meyer: 

Danny Meyer es conocido como el gurú de la hospitalidad, sus valores radican en crear una tribu interna para conectar mejor con la audiencia externa. 

La cultura organizacional es uno de los diferenciadores clave en términos de estrategia de negocios.

Danny Meyer, Setting The Table 
Setting The Table (USHG.com)

Su esquema de contrataciones está vinculado a elegir miembros del equipo que tengan sentido del humor, que sean extra-amigables y con alta energía más que por una trayectoria profesional en su currículum.

La intención de Meyer fue crear una atmósfera de marca fresca, comenzando con los miembros del equipo, después con los clientes, proveedores e inversionistas. 

Meyer no inventa el hilo negro, pero vuelve al origen de los restaurantes: un miembro del staff que es feliz, cuida a su cliente y un consumidor contento regresa. Los miembros de Shake Shack son renumerados con un porcentaje mayor al de la industria de otras cadenas de fast food, y reciben anualmente un bono llamado: Shake Bucks.  

Cultura local pero estandarización de marca

Cada sucursal de Shake Shack está diseñada con algún elemento que lo une a la localidad donde está situada, por ejemplo, en Nueva York los table tops están hechos de materiales reciclados de bowloramas. Esto quiere decir que cada centro de consumo tiene un sentido de pertenencia sin perder la esencia de la marca. 

México, ¿y ahora qué? 

Nos importa seguir innovando en México con jugadores disruptivos que evolucionando el sector restaurantero.  

Juan Carlos Alverde, Director de Operaciones Grupo Toks

Con la adquisición de Shake Shack por parte de Grupo Toks, expertos en casuals, llegan las preguntas emocionantes: ¿Cómo se tropicalizará este concepto para reunir proveedores y productores locales además de verter cultura local mexicana en cada sucursal?  Y sobre todo: ¿Cómo impactará en la industria de comida?

Para saber más: 

Shakeshack.com

Setting The Table, Danny Meyer

*Nuestro mero mole es la industria de Food & Beverage (F&B).

Sigue leyendo

¿Cuál es el proceso de Enrique Olvera para abrir restaurantes mexicanos en el extranjero? El Economista

Trends to consider when mixing experiences in Food Halls

Mercado de San Miguel: el papá de los mercados gourmet Animal Gourmet

Mero Mole

Si quieres más mole
suscríbete a nuestro newsletter